viernes, 8 de junio de 2012

EXPOSICIÓN DE ASUN MELERO

El próximo 12 de junio inauguramos la exposición de la obra pictórica de Asun Melero, compañera en nuestro centro. Esta muestra cumple una doble función de reconocimiento del trabajo creativo que ha desarrollado durante muchos años y de homenaje ante su inminente jubilación.

Reproduzco el texto que puse en la invitación ya que le gustó mucho a Asun.


Asunción Melero es pintora, artista plástica en el mejor sentido de la palabra, a pesar de que ella diga que está aprendiendo (o precisamente por eso); porque en esta disciplina el que se cree maestro es incapaz de hacer nada que valga la pena.
En la práctica de las artes es necesaria mucha perseverancia; el talento –si es que alguien lo tiene por ciencia infusa– no es nada sin la dedicación del día a día; pero sin considerar el trabajo como pena bíblica, viviéndolo con entusiasmo, por el placer mismo de la superación, de sentir que mano y mente tienen más libertad, más soltura y creatividad.
Asun hace una pintura limpia, sencilla, son los típicos temas de estudio: bodegones y paisajes; como si estuviera entrenándose para otras cosas; pero eso es una falsa idea: en las Artes se pueden tener ocurrencias originales, subirse a la última ola (siempre efímera), ser brillante y espectacular o bien ir adquiriendo oficio y estilo poco a poco. Su pintura, aunque pueda compararse con la corriente del realismo español de las últimas décadas, ya es reconocible, ha tomado hondura, matices personales que hacen a cada cuadro único. Lo ha conseguido: ha triunfado en su primera exposición individual. A partir de ahora, en su nueva situación de júbilo, es indudable que seguirá creciendo y creando.